Lo que deberían saber las Agencias de Marketing

Trabajar en una agencia de publicidad o marketing, no siempre es fácil (tenemos que ser sinceros). Hay muchos frentes abiertos que es necesario afrontar para llegar al objetivo que se presente en cada ocasión.

Quien decida dar el paso en este mundo apasionante, tiene que tener en cuenta algunos puntos que le harán desear (o desesperar) seguir adentrándose en esta selva.

Conseguir clientes es una tarea que conlleva esfuerzo y constancia. Una vez los tengamos, hay que cuidarlos porque como la línea: lo que más cuesta es mantenerla.

Sinceridad. Si, se pilla antes a un mentiroso que a un cojo. Tenemos que ser realistas tanto en los objetivos que se podrán alcanzar como en los servicios que ofrecemos. Si le prometemos oro a un cliente exigente y luego le damos bronce, el resultado no será agradable.

Escuchar. La escucha tanto entre los miembros del equipo y responsables como de cara a los clientes. Ante cualquier duda, la primera opción es el diálogo porque “hablando se entiende la gente”.

La falta de educación no es admisible. Momentos de tensión y picos altos de trabajo, son caldo de cultivo para que proliferen los malos modos. Pero NO, no se contesta a un cliente (aunque nos esté sacando de quicio), no se grita a nadie del equipo y mucho menos se falta al respeto a nadie. Puede parecer muy obvio pero es una regla clave.

Buen clima de trabajo. Unido al punto anterior, no es solo tarea de los responsables tratar de fomentar una buena relación entre compañeros sino que es responsabilidad de todos. Malos rollos y demás, mejor que se queden en casa.

Personalización. Cada cliente es un mundo, con su propia personalidad, objetivos y forma de trabajar, algo que tenemos que saber detectar para tener el mejor trato posible con ellos.

Tener iniciativa y estar a la última. En marketing digital hay que ir dos pasos por delante. Cada día surgen nuevas herramientas, tendencias y recursos que pueden ser interesantes.

Poner atención. Es verdad que algunas tareas requieren pisar el acelerador para llegar a tiempo o surgen improvistos que hay que solventar. Está claro que lo mejor para que una tarea salga bien es tener tiempo, pero de no poder ser así, hay que prestar el máximo cuidado o podremos cometer un error garrafal, y si no, que se lo digan a algunos Communitys…

Organización. Sobra decir que hay que llevar a cabo una organización para saber qué cliente requiere el qué, timings y demás información.

Con paciencia, ganas y diálogo, al final se consigue todo.

Publicado el 9 agosto, 2018 en Marcas, Marketing, Publicidad, Social Media

Share the Story

Back to Top